In Síndrome de piernas inquietas, Tratamiento con acupuntura permanente

Si usted padece el síndrome de piernas inquietas, ya sabrá lo incómodo que puede resultar a veces, especialmente cuando se encuentra en lugares públicos y ante otras personas ajenas a su círculo de confianza. Por suerte, existen diferentes consejos y pautas que pueden ayudarle a controlar los síntomas del spi.

Si el síndrome de piernas inquietas que usted sufre se debe a una falta de hierro, su médico le recetará hierro por vía intravenosa y oral para suplir sus carencias. De esa manera, es de esperar que tras un tiempo tomando hierro o suplementos, note un alivio en relación a su síndrome de piernas cansadas.

Su médico también podría recetarle una serie de medicamentos tras realizar el diagnóstico oportuno, especialmente si está relacionado con otras enfermedades como el Parkinson. No obstante, sobra decir que no debe automedicarse y que deberá atender siempre a las pautas y recomendaciones formuladas por su doctor.

Dicho esto, existen otros cambios en el estilo de vida o terapias alternativas que podrán ayudarle enormemente a paliar los efectos y a mejorar de forma notable su bienestar y su calidad de vida, y sobre todo a controlar los síntomas del síndrome de piernas inquietas, como es el caso de la auriculoterapia avanzada o la inplantología auricular.

O dicho de otra forma: acupuntura permanente, mediante la cual se estimulan de forma constante las neuronas con un implante que irá colocado en la oreja, a base de pequeñas agujas de titanio bajo la piel y en el cartílago. El efecto terapéutico está demostrado.

Además de esta terapia alternativa que incrementará su bienestar, adoptar ciertas costumbres o cambios en su día a día también le traerá efectos muy positivos sobre su salud, por lo que siempre debería tenerlos en cuenta y aceptarlos como rutina.

Tomar baños tibios en las piernas y completarlos con un masaje sin duda le ayudará en gran medida. Así mismo, también es interesante que utilice los camisa temperatura a su favor, alternando entre la colocación de compresas frías y calientes.

También es más que recomendable evitar ciertas bebidas con estimulantes como la cafeína. Así pues, trate de evitar o reducir su consumo en la medida de lo posible el café, el té y otros refrescos que pueden alterar su estado.

De igual forma, debería adoptar unos buenos hábitos de sueño intentar que este sea siempre de calidad. Para ello, establezca rutinas que le ayuden a irse a la cama siempre a la misma hora para conciliar el sueño con mayor facilidad.

Para ello, también es de vital importancia propiciar un entorno favorecedor que le invite a descansar. Si lo necesita, utilice técnicas de meditación o relajación y trate de que en el momento de dormir, no haya ni una luz que le perturbe o le distraiga.

También será muy interesante que realice ejercicio. Eso sí, trate de hacerlo a una hora del día que no pueda alterar sus patrones de sueño. Si realiza ejercicio demasiado tarde y justo antes de irse a la cama, es posible que no pueda conciliar el sueño con facilidad.

¿Cómo controlar el Síndrome de Piernas Inquietas?

como controlar el sindrome de piernas inquietas

Además de todas estas pautas que ya le hemos explicado en los anteriores párrafos, no está demás que tenga otras consideraciones y consejos a tener en cuenta a la hora de querer controlar los síntomas del Síndrome de Piernas Inquietas. Por ejemplo, si cree que compartir su condición con el resto de personas le ayudará a sentirse más cómodo, hágalo sin problemas.

También es recomendable que no intente suprimir la necesidad de moverse. De intentarlo, es muy posible que sus síntomas empeoran, produciendo un efecto totalmente contraproducente y haciéndole sentir más nervioso e incómodo, por otra parte.

Las rutinas son buenas aliadas, así que intente reservar un hueco al inicio y al final del día para realizar unos estiramientos y masajes, así como apuntar cada día los cambios observados en cuanto a síntomas, sueño y otras incidencias en el movimiento.

Lidiar con el síndrome de piernas inquietas puede generar cierto estrés, no cual no beneficia en absoluto a mejorar la calidad de vida ni los síntomas del Parkinson. No obstante, con la terapia y la ayuda, como la auriculoterapia avanzada, su día a día puede ser muy diferente.

Si le ha parecido interesante, quizás le interese leer sobre:

Recent Posts

Dejar un comentario