In Tratamiento con acupuntura permanente

El Parkinson es una enfermedad neurológica que tiende a ser progresiva y degenerativa, que afecta principalmente una zona del cerebro llamada zona negra, produciendo una seria disminución de una sustancia llamada dopamina. Con la alteración de esta área, se generan dificultades en la coordinación de los movimientos corporales y otros síntomas que deterioran la rutina diaria.

En este sentido, es fundamental que quienes hayan sido diagnosticados con este trastorno no solo asuman un tratamiento farmacológico, sino que también realicen ciertos cambios en su rutina diaria. Renunciar a ciertos hábitos alimentarios y adoptar otros, por ejemplo, es quizás uno de los pasos más importantes que se deban tomar.

De acuerdo con los neurólogos, estos son las pautas de alimentación que necesita seguir un paciente con Parkinson a la hora de comer:

  • Alimentos permitidos: carnes, pescados, lácteos, huevos y derivados de estas opciones. También pueden comer cereales, patatas, legumbres, hortalizas y verduras (crudas), frutas, caldos desgrasados, infusiones suaves, zumos naturales, agua, grasas (aceite de oliva, margarina vegetal, mantequilla y frutos secos), miel, salsas, mermeladas y acompañamientos a base de hortalizas.
  • De consumo moderado y ocasional: mayonesa, nata, gelatinas, salsas comerciales, bollería suave y bebidas refrescantes.
  • Limitados (de consumo esporádico o cantidades reducidas): carnes ricas en grasas (pato, cerdo y ternera), carnes curadas o ahumadas, charcutería (patés y salchichas), pescados adobados, vísceras, escabeches y salazones, frutas escarchadas y confitadas, bebidas alcohólicas y estimulantes, café, aceite de coco, manteca de cacao, tocino, sebos, comidas rápidas, dulces de repostería rellenos o con soluciones azucaradas.

Por supuesto, hay que seguir las especificaciones del médico para seguir la dieta adecuadamente y evitar que sea incompatible con el tratamiento. En pacientes con Parkinson, es trascendental considerar ciertos aspectos, como:

  • La realización de cinco comidas variadas.
  • No permitirle hablar mientras come.
  • Hay que adaptar el régimen alimentaria si presenta otras patologías (diabetes mellitus, colesterol alto, hipertensión arterial, etc.).
  • Los alimentos deben estar a la temperatura adecuada porque en fases avanzadas no logran distinguir si están calientes o frío y podrían lastimarse.
  • Procurar texturas suaves en los alimentos.
  • Ingerir bocados pequeños, masticar bien y con lentitud, para dar tiempo a la deglución.

¿Qué alimentos son ricos en levodopa?

alimentos ricos en levodopa

El L-DOPA o la levodopa es un aminoácido que el cuerpo utiliza para producir neurotransmisores como la noripinefrina y la dopamina. Por causas desconocidas, en el Parkinson se produce una pérdida progresiva de las neuronas que sintetizan la dopamina y el organismo empieza a fallar.

Por esta razón, es necesario agregar a la dieta los siguientes alimentos que contienen levodopa, para recuperar la calidad de vida:

  • Habichuelas o habas: en las semillas, en las flores de las plantas y en menor cantidad las hojas. Se ha comprobado que esta es la mejor opción porque aumenta la levodopa en la sangre y es útil en las primeras fases de la enfermedad.

Una forma de ingerirla eficazmente es a partir del pan hecho a base de harina de habas.

  • Verdolaga: solo contiene la levodopa en la planta.
  • Frijol terciopelo: se trata de una leguminosa de la India utilizada comúnmente en la medicina Ayurveda.
  • Plátano: el fruto contiene la sustancia requerida para el Parkinson.

¿El chocolate es bueno para el Parkinson?

De acuerdo con un estudio elaborado por la Universidad de Dresden y el Instituto Médico de Informática y Biometría de Dresden (Alemania), el chocolate posee un compuesto llamado feniletilamina, que estimula la secreción de dopamina y permite disminuir los síntomas del Parkinson.

Los científicos eligieron a un grupo de pacientes con este cuadro clínico y a un grupo dieron dos veces a la semana 50 gramos de chocolate blanco, que no tiene cacao, y a los otros 85 gramos de chocolate amargo. Posteriormente, observaron que quienes habían tenido mejoría en los síntomas fueron los segundos.

La feniletilamina es considerada como un elemento antiparkinson, puesto que evita la pérdida de células nerviosas que generan la dopamina y, por ende, reduce los síntomas de forma considerable.

Si le ha parecido interesante, quizás le interese leer sobre:

Recent Posts

Dejar un comentario