In Tratamiento con acupuntura permanente

De acuerdo con varios estudios, al menos el 80% de los pacientes con Parkinson tienen probabilidades de sufrir demencia. Aunque muchas veces se asocia el problema al avance de la edad, por eso se le ha dado el calificativo de “senil”, el deterioro cognitivo leve es lo que realmente supone un riesgo, pero no para todos los pacientes. 

Bajo este contexto, es fundamental entender que la enfermedad de Parkinson es más que un trastorno de movimiento, ya que además de las dificultades motoras, también están presentes otros síntomas que son incapacitantes. Uno de los más prevalentes en esta enfermedad es el deterioro cognitivo, que se explica con la misma evolución del trastorno. 

Por lo general, la presencia de este síntoma es predominante, incluso en su grado más leve, que afecta al 30% de los individuos. Según varias investigaciones longitudinales, por lo menos el 80% de los enfermos de Parkinson pueden desarrollar demencia a partir de los diez o doce años de avance de la patología, siendo este riesgo unas seis veces superior al del resto de la población. 

En cualquier caso, la manifestación de este problema dependerá del inicio del trastorno. Por ejemplo, si aparece alrededor de los 60 o 65 años, probablemente desarrolle la demencia a los 70 o 75; pero si comienza a padecer la enfermedad en edades tardías (mayores de 70 años) con signos de torpeza y dificultad en la marcha, seguramente evolucione rápido hacia el deterioro cognitivo. 

La demencia y el deterioro cognitivo son dos cuadros clínicos diferentes, que ya cuentan con un diagnóstico claro. Hay casos en los que posee deterioro cognitivo y presenta ciertas dificultades, pero no es suficiente para determinar que esté demente; por lo tanto, no es posible determinar quién sufrirá o no de demencia. 

¿Qué es demencia en la enfermedad de Parkinson?

que es demencia en la enfermedad de parkinson

De la misma forma en que hay unas demencias que producen los mismos síntomas neurológicos que la enfermedad de Parkinson, el desarrollo de la enfermedad podría suponer una aparición de la demencia en gran parte de los pacientes. Además, la presencia de demencia en personas con Parkinson va asociada a una menor esperanza de vida. 

Entre los problemas asociados al diagnóstico de la demencia en estos escenarios es el hecho de que algunos tratamientos farmacológicos que se recomiendan causan alucinaciones, confusión o alteraciones de las funciones mentales, incluyendo la memoria. Frente a esas posibilidades, en Centro de Medicina Neuro-Regenerativa tratamos a los pacientes con el método de Implantología auricular, que permite reducir la ingesta de medicamentos e incluso eliminarla.

La Implantología auricular es una de las opciones con mayor poder para el control de los síntomas, logrando recuperar el bienestar de forma natural y sin efectos colaterales.

La Auriculoterapia avanzada, como también se le conoce, se basa en la colocación de agujas permanentes en puntos estratégicos de la oreja, con el fin de estimular continuamente al cerebro. La terapia no causa ningún tipo de dolor, ni molestias durante el procedimiento y, por eso, se ha convertido en una ventana de esperanza para los pacientes de enfermedades neurológicas, como Parkinson, Alzheimer, Síndrome de las Piernas Inquietas, entre otras. 

Además de optar por este método eficaz, el individuo con Parkinson debe asumir retos importantes para mejorar su salud: evitar la obesidad, los factores de riesgo vascular, la diabetes, realizar actividad física y mantener un estado de ánimo positivo con ayuda psicológica. La demencia en el Parkinson parece inevitables para muchos, pero no se pierde la esperanza de llevar una rutina mejor con la realización de terapias alternativas, como la Implantología auricular.   

Si te ha parecido interesante, quizás te interese leer sobre:

 

Recent Posts

Dejar un comentario