La medicación y la Enfermedad de Parkinson   ¡Actualizado!

enfermedad de parkinson

¿Qué efectos puede tener la medicación en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson?

Tal y como se comentaba en el artículo Neuropsicología y Parkinson, la polimedicación o medicación excesiva es un recurso habitual a la hora de tratar la enfermedad de Parkinson.

En Centro de Medicina Neuro-regenerativa somos contrarios al exceso de fármacos y nuestra terapia alternatriva para Parkinson trata precisamente de obtener una mejoría de los síntomas al tiempo que logra que se reduzca la ingesta de medicamentos.

La medicación en la enfermedad de Parkinson puede conllevar, además de la citada potenciación de la rigidez o temblor, otros afectos adversos.

A continuación pasamos a indicar algunos de los efectos adversos que podemos encontrarnos con la medicación:

-alucinaciones o delirios

-discinesia (movimientos anormales e involuntarios)

-conductas compulsivas

Este último punto es importante pues, de no conocerse, puede generar en el entorno del enfermo una falta de comprensión y un rechazo nada convenientes para el paciente.

Conductas compulsivas son la hipersexualidad, la ingesta compulsiva de alimentos e incluso la ludopatía, entre otros efectos.

El procedimiento de Centro de Medicina Neuro-regenerativa afronta la enfermedad de Parkinson de la manera más natural posible, tomando como base la acupuntura y evitando al máximo todo tratamiento artificial como es la medicación.

El objetivo es aumentar la producción natural de dopamina estimulándola a través de agujas permanentes colocadas en el pabellón auricular del paciente: auriculopuntura, conocida también como auriculoterapia.

Es importante también el hecho de que el organismo tiende a hacerse farmacorresistente por lo que los tratamientos basados en fármacos no hacen sino aumentar y aumentar las dosis entrando en una espiral nada beneficiosa para el paciente: problemas para conciliar el sueño, para realizar las digestiones… además de los citados efectos secundarios.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *