In Testimonio Parkinson

“Mis dolores desaparecieron como por arte de magia”

Conocí por Internet el tratamiento de la aguja permanente hace un año y tras cinco diagnosticado de Parkinson.

Era bastante incrédulo en lo que a la acupuntura respecta pero, ante esta terrible enfermedad y tras años de sufrimiento, decidí probar.

Mi neurólogo tampoco era muy partidario de las terapias alternativas pero entendió que estuviera dispuesto a experimentarlo con el objetivo de mejorar mi calidad de vida.

Nada más colocarme los implantes mis dolores desaparecieron como por arte de magia, tanto del brazo como de la pierna. Más tarde aprecié mayor flexibilidad y un bienestar increíble que continúa a día de hoy.

Recent Posts

Dejar un comentario