In Testimonio Parkinson

“Soy una mujer nueva, llena de vitalidad y energía”

Hace diez años que descubrí la acupuntura permanente y, desde entonces, estoy viviendo una segunda juventud.

Padecía fuertes dolores en las articulaciones y probé todo cuanto me recomendaron los numerosos especialistas a los que acudí: masajes, inyecciones…pero nada me aliviaba el dolor e incluso incrementaba mi malestar a causa de la medicación.

Un día, camino de casa, escuché en la radio del coche una entrevista en la que el científico Ulrich Werth relataba los resultados de la terapia de la “aguja permanente” y sentí que esta vez por fin había encontrado la solución a mi problema.

No dudé en acercarme al centro y mis expectativas fueron superadas con creces pues, trascurrida apenas una hora desde que me colocaron las agujas en las orejas, comencé a sentir una mejoría.

Gracias a la aguja permanente soy una mujer nueva, llena de vitalidad y energía capaz de disfrutar de las muchas maravillas que ofrece la vida.

Recent Posts

Dejar un comentario