In Testimonio Parkinson

“Mis problemas para ingerir alimentos desaparecieron por completo tras implantarme las agujas”

A través de Internet conocí la terapia de la aguja permanente y quise contemplar esa nueva alternativa. Los médicos que me trataban no pusieron impedimento alguno por lo que viajé a Valencia dispuesto a que en Centro de Medicina Neuro-regenerativa analizasen mi caso.

Hace seis años de esta primera visita y recuerdo cómo cesaron de manera casi automática algunos síntomas que la enfermedad me provocaba como los problemas para ingerir alimentos.

Los temblores y la inestabilidad al caminar disminuyeron de manera más paulatina pero lo más importante es que la enfermedad se estabilizó.

Las agujas detuvieron una progresión que parecía imparable y esto trajo consigo también la estabilización en la medicación que, habitualmente, ha de crecer según se desarrolla la enfermedad.

Me siento muy satisfecho de haber dado ese paso.

Recent Posts

Dejar un comentario