In Testimonio Parkinson

“El Parkinson me había arrebatado la capacidad de fabular”

En 2007 me detectaron la enfermedad y, al igual que había recurrido a la acupuntura para tratar mi lumbalgia, decidí acudir a esta terapia natural. Se trataba de acupuntura tradicional así que, al retirar el estímulo, la mejoría cesaba y los síntomas volvían a manifestarse.

A través de Internet conocí la terapia de la aguja permanente en la que el estímulo es de por vida y decidí probarla.

Fue en 2009 y la mejoría fue instantánea: al salir de la clínica y bajar por las escaleras ya caminaba con paso firme, hasta mi voz había cambiado. De hecho, llamé a mi mujer y se sorprendió de la fortaleza que transmitía mi voz.

Asimismo, el cansancio continuado que llevaba arrastrando había desaparecido y también la molesta sequedad de la boca.

Pude entonces retomar actividades que había tenido que abandonar como tocar el saxofón o hobbies como el bricolaje.

Me encanta escribir y había perdido también la capacidad de fabular así que, gracias a la acupuntura permanente, pude también volver a escribir. Hasta creé un blog para compartir mi experiencia con otros afectados de Parkinson porque considero que el intercambio de experiencias es fundamental.

Estoy muy satisfecho y he recomendado el tratamiento a muchas personas para las que siempre ha sido positivo.

Recent Posts

Dejar un comentario