In Parkinson, Tratamiento con acupuntura permanente

Cuando convivimos con una persona que padece Parkinson, lo normal es buscar todo tipo de ayudas, tratamientos o hábitos que ayuden a retrasar el avance de la enfermedad. Y hoy, en Centro de Medicina Neuroregenerativa, vamos a hablar de uno de esos hábitos: hacer ejercicio físico acuático para mejorar los síntomas motores del Parkinson.

Los beneficios del deporte acuático en el Parkinson

Tras revisar diferentes ensayos clínicos realizados con enfermos de Parkinson, se ha llegado a la conclusión de que el deporte acuático mejora los síntomas del Parkinson.

Y lo mejor es que lo hace a un ritmo muy rápido. Con tan sólo hacer dos o tres veces por semana una sesión de una hora, se puede apreciar un beneficio evidente al cabo de cinco semanas de terapia.

En los siguientes apartados, profundizamos en estos hallazgos:

Beneficios de la natación en el Parkinson

La natación en el Parkinson tiene varios beneficios destacables, entre los que destacamos los siguientes:

  1. Reducción de los síntomas: El primer beneficio de la natación para el Parkinson es que reduce sus síntomas de una forma apreciable, tal y como decíamos en el apartado anterior, y lo hace a un ritmo muy rápido. Es por ello que, actualmente, se está poniendo muy de moda a la hora de mejorar la calidad de vida de los pacientes con esta enfermedad.
  2. Mejor equilibrio: Otro beneficio que se ha demostrado de la natación para el Parkinson es la mejora en el equilibrio. Y es que, como bien sabe, este es uno de los problemas más importantes que padecen las personas con Parkinson. Pues bien, los ejercicios acuáticos ayudan a controlarlo.
  3. Reducción de las caídas: A consecuencia de lo anterior, se puede conseguir una considerable reducción de las caídas, evitando, así, todos los problemas asociados (fracturas, contusiones, etc). Además de, por supuesto, mejorar la calidad de vida, porque a nadie le gusta estar constantemente cayéndose.
  4. Percepción de una mayor calidad de vida: Como acabamos de decir, la natación, como tiene tantos beneficios, es una forma fantástica de mejorar la calidad de vida y la percepción de ésta que tienen los enfermos de Parkinson. Esto se traduce, también, en una menor aparición de depresiones y problemas similares.
  5. Más fácil que otros ejercicios convencionales: Por último, hay que destacar que la natación (y, en general, los ejercicios acuáticos) son más fáciles de realizar que otros ejercicios que, tradicionalmente, se habían utilizado para combatir el avance del Parkinson. Así que no sólo es más eficaz, sino que también es más asequible.Otros ejercicios acuáticos positivos para el Parkinson.

el ejercicio físico acuático mejora los síntomas motores del Parkinson

Por último, hay que señalar que, aunque la natación se ha demostrado un ejercicio muy eficaz para reducir los síntomas del Parkinson y ralentizar el avance de la enfermedad, lo cierto es que hay otros ejercicios acuáticos que también son eficaces y tienen beneficios similares.

Los ejercicios acuáticos más destacables, además de la natación, son los siguientes:

  1. Tai chi en el agua
  2. Ejercicios básicos (levantamiento de rodillas, movimientos, etc)
  3. Aeróbic en el agua
  4. Diferentes tipos de gimnasia en el agua

Como ve, son ejercicios más sencillos que la natación, por lo que se recomiendan para personas más mayores y en las que la enfermedad está más avanzada (por lo que no es posible practicar la natación con facilidad).

Como ha podido ver, el ejercicio físico acuático, tal como la natación, es muy beneficioso para mejorar los síntomas motores del Parkinson, haciendo que la enfermedad avance a un ritmo más lento y mejorando la calidad de vida de la persona que lo padece.

Si le interesa leer más sobre estos temas, puede hacerlo en los siguientes artículos:

Recent Posts

Dejar un comentario