Tratamiento alternativo para el Parkinson: Alimentación saludable   ¡Actualizado!


La alimentación tiene una importancia crucial respecto a cualquier enfermedad y especialmente dentro del tratamiento alternativo para el Parkinson

Leemos continuamente muchas curiosidades vinculadas a la enfermedad de Parkinson y sus tratamientos alternativos pero debemos ser prudentes y atender solo a aquellas que en ningún caso puedan menoscabar nuestra salud.

Científicos argentinos han llevado a cabo un estudio que confirmó que existía una relación inversa entre el Parkinson y el consumo de Mate. El estudio concluyó que el Mate resulta beneficioso para quienes padecen la enfermedad de Parkinson.

Por otro lado, y siguiendo en el ámbito del herbolario, existen otras hierbas con grandes propiedades que se extraen del Ginkgo. Se trata de un árbol muy apreciado al que se atribuyen propiedades anti-envejecimiento.

El Ginkgo representa uno de los pilares de la medicina tradicional china que lo conoce como el “árbol de la longevidad”.

La planta de este árbol tiene grandes beneficios para la salud pues contiene flavonoides. Éstos mejoran la circulación sanguínea, lo que implica a su vez beneficios para nuestro cerebro. El resultado es una mayor concentración, menor cansancio… Algo esencial para las personas mayores y muy especialmente para aquellas que padecen una enfermedad neurodegenerativa como el Parkinson.

Además, se le atribuye capacidad de fomentar la irrigación sanguínea del cerebro fortaleciéndolo. Con ello se  puede mejorar la memoria, aumentar la energía y combatir la depresión.

Otros frutos de la tierra dentro del tratamiento alternativo para el Parkinson

Y también provenientes de la tierra pero para consumir de otro modo, en sabrosos guisos o ensaladas, encontramos a las legumbres. Las habas y frijoles contienen levodopa, una sustancia que se emplea precisamente para el tratamiento del Parkinson. La levodopa estimula la sensación de bienestar al liberar dopamina.

Por otro lado, todos los alimentos antioxidantes son muy recomendables para mejorar la salud de los enfermos de Parkinson y de cualquier persona. Ayudan a combatir el proceso de oxidación y pueden frenar el desarrollo de la enfermedad.

Algunas verduras con propiedades antioxidantes son los tomates, las zanahorias o el brócoli. Entre las frutas, encontramos las fresas, los arándanos o las moras; sin olvidarnos de frutos secos como las nueces. En general aquellos alimentos que contengan vitamina C, E y selenio.

Capítulo aparte merece el pimiento. Recientemente se le han atribuido importantes propiedades para reducir el riesgo de padecer Parkinson, concretamente el estudio realizado habla de un 19%.

Como ya hemos indicado en otros artículos, el tratamiento alternativo para el Parkinson comprende varios factores y entre ellos, la alimentación.

 

Plantas y alimentos para mejorar la salud en Parkinson

tratamiento alternativo para el parkinson


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *