La importancia del ejercicio frente al Parkinson: Movilidad y Fortalecimiento 12


La importancia del ejercicio frente al Parkinson: Movilidad y Fortalecimiento

Con el avance de la Enfermedad de Parkinson se producen cambios en la movilidad, atrofias de la musculatura y rigidez de las articulaciones, que repercuten a la vida cotidiana de las personas afectadas.

Por ello un programa regular de ejercicios debería ser un componente clave en cualquier programa de tratamiento completo para las personas que padecen esta enfermedad.

Con una rutina de ejercicios de fortalecimiento, de equilibrio y de estiramiento, se consigue mantener o restablecer las amplitudes de movimiento y con ello la independencia de las personas afectadas, durante el mayor tiempo posible.

Tipos de ejercicio

-movilidad y fortalecimiento (sentados y de pie)

-equilibrio

-estiramiento

-cambios de postura (guía para el cuidador)

Para conseguir los efectos deseados, los ejercicios deben realizarse con regularidad de manera diaria o como mínimo 5 veces a la semana.

En este artículo expondremos los ejercicios de movilidad y fortalecimiento. Es importante que el paciente efectúe los ejercicios en el orden propuesto, realizando 15 repeticiones de cada uno.

Como materiales necesarios contaremos con una vara o bastón y una toalla pequeña.

Primer ejercicio (sentado):

Coloque las manos sobre el pecho (palmas tocando el pecho)
Empuje los codos hacia atrás, a la vez que aprieta las paletillas de los hombros

Importante: evite encogerse de hombros

Segundo ejercicio (sentado):

Gire los hombros hacia arriba, hacia atrás, hacia abajo y hacia delante en un movimiento circular
Haga el ejercicio en un solo hombro cada la vez
Mantenga la mano (abierta) y el brazo relajados

Tras 15 repeticiones con cada brazo, haga el ejercicio en la dirección opuesta

Tercer ejercicio (sentado con una vara o bastón):

Levante la varita sobre la cabeza lo más alto que pueda con los dos brazos estirados hacia arriba
Baje lentamente la varita hasta llegar a los muslos (mantenga los hombros y brazos rectos)

Cuarto ejercicio (sentado con una vara o bastón):

En la misma posición que el ejercicio anterior, gire la varita en un movimiento circular frente a usted
Practique el círculo en ambas direcciones

Quinto ejercicio (sentado con una vara o bastón):

Mueva la varita formando en número “8” frente a su cuerpo (como si estuviera remando una canoa)

Sexto ejercicio (sentado con una vara o bastón):

Siga los movimientos del brazo con la cabeza y el torso durante estos ejercicios

Comience con la varita cerca de la cadera
Levante la varita hacia arriba y sobre el cuerpo hacia el hombro opuesto
Repita el movimiento, con la varita en la cadera opuesta

Séptimo ejercicio (sentado):

Mueva la mano lentamente en círculos completos
Practique los círculos en ambas direcciones
Estabilice el antebrazo para aislar el movimiento de muñeca
Haga lo mismo con la otra mano

Octavo ejercicio (sentado):

Lleve cada dedo hacia el dedo pulgar de forma alterna
Forme círculos entre el dedo pulgar y cada dedo
Varíe la velocidad del movimiento para promover buena coordinación
Haga lo mismo con la otra mano

Noveno ejercicio (sentado):

Extienda el pie frente a usted
Mueva el pie en círculos lentos y completos
Repítalo en ambas direcciones
Repita el ejercicio con el pie opuesto

Décimo ejercicio (sentado con una pequeña toalla):

Coloque una toalla en el suelo con los pies encima de ella
Trate de arrugar la toalla solo con los dedos del pie
Repita con el otro pie

Decimoprimer ejercicio (sentado):

Muévase hasta el borde de la silla
Coloque sus manos enlazadas arriba de su cabeza
Empuje el pecho hacia delante, creando una curva interior en la parte baja de su espalda
Mantenga la posición contando hasta 20
Repita el ejercicio al igual que todos los anteriores 15 veces

Pasamos a los ejercicios que se realizan en pie:

Primer ejercicio (en pie):

Párese con los pies al mismo nivel que los hombros para mantener el equilibrio
Coloque las manos en la cintura (brazos “en jarra”)
Rote las caderas hacia la derecha, hacia atrás, hacia la izquierda, luego hacia delante, utilizando un movimiento como si estuviera bailando el “hula hoop”
Repita la secuencia en dirección opuesta

Segundo ejercicio (en pie):

Separe ligeramente las piernas (unos 30 cm) con los pies mirando hacia delante
Doble las rodillas suavemente, mantenga el peso en los talones y los pies planos en el suelo
Lentamente enderece las rodillas evitando inclinarse hacia delante

Tercer ejercicio (en pie):

Sitúese como anteriormente con los pies con una separación como la de los hombros
Súbase en puntillas, levantando los talones del suelo
Regrese a su posición original

NOTA: RECUERDE REALIZAR 15 REPETICIONES DE CADA EJERCICIO

En próximos artículos le ofreceremos nuevos ejercicios, la siguiente entrega estará protagonizada por los ejercicios de Equilibrio.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 ideas sobre “La importancia del ejercicio frente al Parkinson: Movilidad y Fortalecimiento