Alzheimer


Esperanza para los afectados de Alzheimer

 

Cuando la memoria corta falla y la capacidad de recordar disminuye, posiblemente nos encontramos ante un caso de Alzheimer: la pandemia del siglo XXI.

 

Con la llegada del diagnóstico se inicia siempre un largo camino de sufrimiento, tanto para los afectados como para sus familiares.

 

Al mismo tiempo, el Alzheimer sigue siendo una enfermedad sin cura. Con ello, la enfermedad es una espada de Damocles para nuestra sociedad. Una de las grandes preocupaciones de nuestra Era.

 

El primer signo que se manifiesta en los afectados consiste en la incapacidad de recordar. Muchas cosas se han „perdido“ en su memoria y las personas que lo sufren no recuerdan los nombres a pesar de sus esfuerzos.

 

Esta primera fase, la cual se denomina afectación subjetiva cognitiva, lleva al paciente a una primera señal de alarma que, en ocasiones, oculta a su médico por una especie de miedo a admitir esta pérdida de facultades cognitivas.

 

Después de que la industria farmacéutica ha gastado 100 millones de euros en la búsqueda de un medicamento contra el Alzheimer, nos encontramos ante un nuevo enfoque basado en el desarrollo de la acupuntura, más concretamente, la auriculoterapia regenerativa tal y como la plantea el Dr. Werth.

Éxito de la acupuntura permanente

Tras haber tratado con éxito a quince pacientes con deficiencias cognitivas, el Dr. Werth consiguió con su terapia hacer reversible la demencia en tres de estos pacientes con Alzheimer avanzado.

Este médico, fundador de Centro de Medicina Neuro-Regenerativa, defiende la tesis de que se puede conseguir ese mismo resultado en todos los pacientes con un Alzheimer puro. Solo no es posible en aquellos que se encuentran en las fases avanzadas de le enfermedad.

Un Alzheimer no puro puede representar un obstáculo para la terapia

Impedimentos para la terapia serían problemas de circulación, una demencia demasiado avanzada u otras enfermedades graves del cerebro.

Bajo el término demencia de Alzheimer pura, el Dr. Werth entiende una demencia en la que solo el recuerdo a corto plazo esta afectado y el „hipocampo“ del cerebro posee menos neuronas, porque es allí donde mueren más células de las que se forman nuevamente (neurogénesis).

Esto hoy en día se puede medir con un MRT en 3-D. Se puede observar que el hipocampo allí tiene un volumen disminuido. En la figura puede apreciarse el „hipocampo“ marcado en el color „amarillo-naranja“.

En esta región del cerebro, en la que se almacenan todas las experiencias del día, crecen diariamente miles de nuevas células cerebrales de las células madre y junto a ellas entre 100.000 y 1.000.000 nuevas conexiones (sinapsis).

El predominio de la muerte respecto a la nueva formación de células nerviosas, lleva a la destrucción de la memoria corta y, más tarde, de la memoria a largo plazo.

Esto ocurre por ejemplo en situaciones extremas de estrés, también por aislamiento social como por ejemplo en el caso de fallecimiento de la pareja.