Dr. Werth: “Hemos sido capaces de frenar el avance del Parkinson y el Alzheimer con un tratamiento basado en la acuputura permanente   ¡Actualizado!


Tratamiento basado en la acupuntura permanente frente al Parkinson, Alzheimer y otras enfermedades

A partir de la reconocida técnica de la acupuntura, originaria de China y con miles de años de exitosa trayectoria, Centro de Medicina Neuro-regenerativa ha dado un paso más con una aplicación permanente y capaz de detener los síntomas de las principales enfermedades neuro-degenerativas.

¿En qué consiste la acupuntura permanente aplicada al Parkinson y el Alzheimer?

Al igual que la acupuntura tradicional, es una terapia natural con la que, mediante la inserción de determinadas agujas en el cuerpo, se reestablece el equilibrio de la energía corporal, restaurando así la salud del paciente de Parkinson o Alzheimer.

El gran hallazgo radica en la aplicación del estímulo de manera permanente y con mayor intensidad.

Para ello, utilizamos pequeños microimplantes de titanio que, aplicados en el cartílago de la oreja, trabajan continuamente contra la enfermedad y el dolor.

¿Dónde se colocan estos microimplantes?

En nuestro caso los aplicamos únicamente en el pabellón auricular y es por ello que hablamos de auriculopuntura o auriculoterapia.

Nos centramos en la estimulación de determinados puntos reflejos que se encuentran en la oreja y que provocan una reacción sobre la dolencia contribuyendo a su mejoría.

¿Para qué tipo de enfermedades es recomendable la terapia?

Nos hemos especializado en trastornos y dolencias crónicos, incluyendo enfermedades degenerativas, tales como Parkinson, Alzheimer, Esclerosis Múltiple, Esclerosis Lateral Amiotrófica, Síndrome de Piernas Inquietas… pero también puede ayudar en otros muchos problemas de salud.

¿Es compatible con un tratamiento de medicina convencional?

Sí, al tratarse de una terapia natural y sin efectos adversos puede compatibilizarse con el tratamiento que el paciente de Parkinson o Alzheimer esté siguiendo a manos de su neurólogo.

De hecho, es habitual que la necesidad de medicación disminuya cuando se inicia la terapia de la aguja permanente.

Dado que las enfermedades neurológicas a las que nos referimos no tienen cura, ¿qué puede aportar este tratamiento al paciente?

Además de la reducción de la medicación (un paso importante debido a los múltiples efectos secundarios que comporta su ingesta), la inmensa mayoría de los pacientes – en diverso grado- logra detener gran parte de los síntomas que estas enfermedades llevan implícitos: rigidez muscular, temblores, hiperquinesia, etc.

Esto se traduce en una progresiva recuperación del bienestar y la autonomía. Algo a lo que los pacientes otrogan un gran valor.

Sin duda, esta terapia representa un rayo de esperanza para los enfermos

Así es y también para sus familiares. Muchos de los pacientes narran emocionados cómo han podido volver a realizar tareas cotidianas como coser, tocar el piano, cocinar, conducir…pero a menudo el brillo en la mirada de sus familiares o acompañantes es aún más intenso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *