Día Mundial del Parkinson


Día Mundial del Parkinson 

Este año se celebra el segundo centenario de su primera descripción

En el año 1817, James Parkinson, un médico inglés, describió por primera vez la SHAKING PALSY („paresia con temblor“). De ahí que la enfermedad se llamó por su nombre.

Durante mucho tiempo, no existía ayuda para los afectados hasta el año 1957 cuando el sueco Arvid Carlsson descubrió la relación entre la dopamina y el Parkinson. Después explicó las relaciones del metabolismo de la dopamina y la enfermedad de Parkinson. En el año 2000 recibió el premio Nobel. El L-Dopa, descubierto por él mismo, se considera un fármaco imprescindible por la OMS.

Los demás fármacos descubiertos son capaces de facilitar durante unos cinco años una calidad de vida relativamente agradable al paciente pero después suele haber un incremento continuo de las dosis con sus correspondientes efectos secundarios.

Terapia con aguja permanente

Una terapia hasta ahora no muy conocida con una mejoría del desarrollo y en algunos casos una liberación total de los síntomas fue la descubierta por el científico Ulrich Werth, capaz de lograr una mejoría de la calidad de vida sin efectos secundarios con la llamada ” terapia con aguja permanente”.

Dicha terapia se conoce entre los especialistas como “auriculoterapia regenerativa” y supone una notable mejora prolongada en el tiempo después de una única intervención.

En un estudio al respecto publicado por Schmidt y otros autores se compararon las dosis de 375 pacientes con tratamiento tradicional con 375 pacientes tratados con la “terapia con aguja permanente”.

El grupo de control con tratamiento convencional tuvo que incrementar su dosis 6 veces dentro de los 120 meses.

En un estudio desarrollado en 2001 se observaron 25 pacientes durante 3 meses. En un 80% de los casos  se produjo una reducción significativa de los síntomas, medido por el test internacional UPDRS.

El grupo de control con tratamiento convencional tuvo que incrementar su dosis 6 veces dentro de los 120 meses.

Con los resultados se creó la siguiente gráfica:

En el estudio de doble ciego se dio, que los pacientes que se sometieron al tratamiento real de 1 año tomaron  ¼  parte
menos de fármacos contra el Parkinson que el grupo control con tratamiento placebo.

Lamentablemente, en la actualidad los seguros no incluyen dicho tratamiento.

Dr. Ulrich Werth. Científico e investigador

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *